Palabras de Bienvenida

El inicio de un nuevo año académico es una ocasión especial para reflexionar sobre el sentido de nuestra misión y sobre la proyección expresada en la visión institucional a un determinado plazo de nuestra Facultad, es una Ocasión  para evaluar cuanto hemos avanzado y cuanto nos falta para tener una Institución de calidad, para tomar decisiones firmes que aseguren una mejora continua para llegar a los objetivos que nos hemos planteado.

Nuestra Facultad ha tenido la Renovación de sus autoridades, eligiendo como primer Decano democráticamente al Dr. Dante Calderón Huamanì, con el respaldo mayoritario de nuestra comunidad Universitaria, tenemos el doble compromiso de trabajar por su desarrollo sostenido y sentar las bases sólidas para su acreditación, debemos construir una Institución Universitaria de calidad que responda a las exigencias del presente milenio.

En momentos Tan difíciles para la Universidad Pública como la Nuestra, con la Promulgación de la Nueva Ley Universitaria Nº 30220,  donde se vienen atropellando derechos consagrados en nuestra carta Magna,  como son el vencimiento de los mandatos de los Rectores y Vice-Rectores, implementando una “Guía de Adecuación de Gobierno para las Universidades Publicas” que colisiona con la Ley Universitaria y la Constitución Política del País. A pesar de que esta Nueva Ley no menciona en forma obligatoria la  Acreditación,  la Asamblea Estatutaria ha visto por conveniente  coherentemente que la Acreditación sea parte medular y obligatoria  de esta norma, no puede existir calidad Educativa sin Acreditación,  En tal sentido nuestra Facultad tiene que trazar los grandes marcos para lograr su objetivo de acreditarse.

 Tenemos que asumir como un nuevo paradigma de desarrollo la Excelencia y la calidad para no ser una institución obsoleta conservadora, sino una Institución Universitaria moderna global y no local, con una visión de futuro a la altura de los grandes desafíos de la era del conocimiento.  La Acreditación Internacional o Nacional es una necesidad para evitar una educación Inorgánica y deficiente, donde el padre de familia pueda hacer una buena inversión para el futuro de su hijo y de su familia.


Por ello exhorto a las autoridades de la alta Dirección de nuestra Universidad, a priorizar, Reflexionar y asumir retos e innovaciones e invertir más su tiempo en planificar, Gestionar y proyectarse en nuestra Facultad que tanta necesidades tiene desde infraestructura, Laboratorios, Equipos, Biblioteca Virtual, libros. Etc. Que vienen a ser los grandes pasos de una verdadera transformación donde el fin último es la creación de un propio y verdadero sistema de gestión y aseguramiento de la calidad para tener una Facultad acreditada, que es el gran desafío que debemos de asumir y que consiste en redefinir nuestros objetivos para ajustarnos a las demandas de nuestra sociedad y del mercado global que tan exigente se ha convertido.


Dr. FÉLIX MAGNO CUBA ATAHUA
DECANO